Computación de Altas Prestaciones y Paralelismo

Presentación

 

El grupo de investigación Computación de Altas Prestaciones y Paralelismo de la Universidad de Alicante empezó su andadura en 1991 con el objetivo de contribuir al desarrollo de un modelo de propósito general para la computación paralela y por otra parte dentro del contexto de la computación científica y la algoritmia paralela, contribuir al desarrollo de códigos portables, estables y escalables.

Las aplicaciones de la computación de altas prestaciones y en concreto el paralelismo se extienden prácticamente a todos los ámbitos donde la programación se manifiesta como útil. En la actualidad, la computación paralela está siendo utilizada en multitud de campos para el desarrollo de aplicaciones y el estudio de problemas que requieren gran capacidad de cómputo, bien por el gran tamaño de los problemas que abordan o por la necesidad de trabajar con problemas en tiempo real. De esta forma, el paralelismo en la actualidad, además de constituir diversas líneas abiertas de intensa labor investigadora, puede encontrarse en infinidad de aplicaciones en campos muy variados, entre los que destacamos:

- Modelado predictivo y simulación: se realiza mediante extensos experimentos de simulación por computador que con frecuencia acarrean computaciones a gran escala para obtener la precisión y el tiempo de respuesta deseado. Entre estos modelados destacamos la previsión meteorológica numérica y la oceanografía.

- El desarrollo industrial también reclama el uso de computadores para progresar en el diseño y automatización de proyectos de ingeniería, la inteligencia artificial y la detección remota de los recursos terrestres. En este campo destacamos: la inteligencia artificial y automatización (procesamiento de imágenes, reconocimiento de patrones, visión por computador, comprensión del habla, deducción automática, robótica inteligente, sistemas expertos por computador, ingeniería del conocimiento, etc.).

- Investigación médica: En el área médica los computadores rápidos son necesarios en tomografía asistida, diseño de corazones artificiales, diagnóstico hepático, estimación de daños cerebrales y estudios de ingeniería genética.